0

Tradición y buen gusto de la Bodega Pago del Vicario

Publicado por el .

Ubicada en la provincia de Ciudad real, la Bodega Pago del Vicario llega a cubrir toda una gran propiedad sobre el terreno del propio dinero, algo que llegar a fundirse sobre el paisaje de las estribaciones en los montes de Toledo, haciendo que en todo este entorno se funda tanto el encanto, el diseño moderno, la tradición, los diferentes contrastes y claro, el sabor romántico de cada uno de sus vinos.

Quien inició toda esa tradición fue Darío Barco, quien fue propietario de una pequeña bodega ubicada en Miguelturra hasta el año de 1995, siendo que posteriormente sus hijos Antonio e Ignacio Barco continuaron con la tradición de esta bodega haciéndola más grande y próspera aún. Si tienes la oportunidad de visitar esta región, observadas que la misma se compone de aproximadamente 130 ha de tierras plantadas de Piñero, las cuales están divididas a su vez en 25 parcelas pequeñas con el objetivo de recibir una atención más personalizada así como individual para obtener una mejor variedad de la uva que se ha cultivado.

Este proyecto que prácticamente es reciente, se empezó a gestar en el año 2000, mismo que no solamente contempla la elaboración de vinos de alta calidad, sino que además sus propietarios han hecho hincapié en que sus terrenos son una fuente de enoturismo, ofreciéndose además a disposición de un restaurante en donde podrás degustar de muchos de sus mejores vinos, así como también de un hotel de lujo que servirá de alojamiento en su visita al lugar.

Debes reservar la visita a este lugar con anticipación, mismo que está ubicado en la carretera que comunica a Ciudad Real con Porzuna en el kilómetro 16.

Te puede interesar

Escribe un comentario